Dios te da la vida

Dios te da vida para que hagas visible su presencia en toda realidad humana. Durmiendo, soñando, pero sobre todo recordando con agradecimiento sentirás su presencia y compañía con paz. [……]...

El dominio de nuestra voluntad

El dominio de nuestra voluntad se puede comprobar constatando la fidelidad en cumplir nuestras decisiones. Por ejemplo: voy a ir a la cama todos los días a las 11,30 y me levantaré a las 7,30. Y me hago consciente y responsable del cambio de decisión. Y así todo el...

La felicidad y la ausencia de sufrimiento

La no felicidad no la podemos confundir con la ausencia del sufrimiento. Esa confusión la provoca el olvido y mucho más el rechazo de lo que no solo no nos gusta sino que incluso consideramos irritante. La paciencia es don del Espíritu y genera verdadera paz....

La caridad

La claridad no excluye zonas oscuras que las vemos gracias a la luz que no está en ellas pero nos advierte de la realidad confusa que ellas reflejan. [……]...

Nos equivocamos

Nos equivocamos cuando huimos de nuestro verdadero yo y rechazamos el sufrimiento que lleva consigo el amar al otro como Cristo nos amó. ¡No olvidemos que perdimos el paraíso terrenal! [……]...

El mundo que nos rodea

El mundo que nos rodea acaba haciendose dueño de nuestros sentimientos. Pero afortunadamente el Espíritu viene en nuestra ayuda y nos libera devolviéndonos el dominio de nuestra voluntad. [……]...