Orden e imprevistos

Programar el orden del día no debe cambiar la aceptación de los imprevistos que definen también su desarrollo. Conseguir ese equilibrio es vivir la libertad.[……]...

De acciones y de Amor

No hay acción buena si no está motivada por el Amor que no debemos confundir con ninguna de las innumerables encarnaciones ordinarias del mismo. La riqueza de la pluralidad no debe confundirse con las diferencias como oposición.[……]...

La verdadera felicidad

La verdadera felicidad está en vivir el amor en compañía de quien sabemos que nos quiere sin límites. No dudamos de que Él no nos va a dejar solos nunca. Es mentira y gran engaño la confusión que Satanás ocasiona al querer ocupar el lugar de Dios. [……]...

Regálame, Señor

Regálame, Señor, lo que no merezco ni puedo vender ni comprar. Agradezco no estar a solas sabiendo que ahí estás crucificado conmigo. [……] (Más…)

Nos desesperamos

Nos desesperamos por haber confundido la virtud teologal de la esperanza con el deseo ansioso de alcanzar lo que queremos sin comprobar que queremos lo que Dios quiere. [……]...

Hágase tu voluntad

Si decimos de verdad y convencidos «hágase tu voluntad» seguro que sufriremos el déficit de la nuestra que frecuentemente es distinta y nos parece más urgente. Esa es la tentación de la que pedimos nos libre Dios. [……]...